Un total de 35 profesionales conforman el equipo de las enfermeras referentes escolares que atiende a los centros educativos de toda la provincia de Córdoba

REPORTAJE // COLEGIO OFICIAL DE ENFERMERÍA DE CÓRDOBA. Gestión de las diferentes situaciones relacionadas con el coronavirus que surgen en los centros educativos, ya sean casos sospechosos, positivos confirmados o posibles brotes al detectarse tres o más casos relacionados entre estudiantes y/o profesores; control de los mismos; y asesoramiento a las escuelas infantiles, colegios e institutos en todo lo concerniente a esta pandemia. Esto son los tres pilares de la importante labor que realizan las enfermeras referentes escolares, la nueva figura puesta en marcha desde principios de este curso por la Consejería de Salud y Familias de la Junta en Andalucía, en coordinación con la Consejería de Educación y Deporte, que se complementa con el coordinador covid con el que cuenta cada centro educativo, designado ad hoc entre su personal para esta labor.

De esta manera, su trabajo va más allá de las funciones de los conocidos rastreadores, para convertirse en el primer enlace directo y en el verdadero referente que tiene cada centro educativo con el sistema sanitario público en todas las cuestiones relacionadas con el coronavirus. Cada enfermera tiene asignados varios colegios e institutos.

En el caso de la provincia de Córdoba, los 775 centros educativos públicos y concertados existentes, que cuentan con más de 140.000 alumnos de educación Infantil, Primaria, Secundaria, Bachillerato, Ciclos Formativos, educación de Adultos e Idiomas (repartidos en 8.351 aulas), son atendidos por un equipo de 35 profesionales que se dedican exclusivamente a esta labor, y que cuentan con el apoyo de otros 159 enfermeros.

TablaDatosEnferEscolarespeqEstas enfermeras referentes escolares, repartidas por las distintas áreas sanitarias según se refleja en la tabla adjunta, trabajan de lunes a viernes de 08.00 a 15.00 horas, y realizan guardias rotativas de 15.00 a 20.00 horas y durante los fines de semana. En el caso de Córdoba capital, su espacio de trabajo se ubica en los centros de salud Levante Sur Dr. Manuel Barragán Solís y en Huerta de la Reina, mientras que en el resto de municipios trabajan desde sus centros de salud respectivos. Para desarrollar esta labor, la mayoría realizó en los días previos al inicio del curso escolar un curso específico de formación en modo online.

Como explica Pedro Galey Chica, el enfermero referente provincial encargado de la coordinación de todo este equipo humano, estas enfermeras no acuden directamente a cada centro escolar, sino que realizan su atención de manera telefónica o a través de medios telemáticos, con contacto directo con los coordinadores covid de cada centro educativo y con la unidad de epidemiología de cada área sanitaria. Esta unidad es la que decide, llegado el caso, sobre la necesidad de confinar un aula o colegio completo.

Labor diaria y constante

En este marco, cada día las enfermeras tienen acceso al portal Séneca, el portal virtual de la Consejería de Educación a través del cual los centros llevan a cabo todo tipo de gestiones administrativas, a través de una plataforma de comunicación que enlaza el Séneca con el propio portal electrónico de gestión del sistema sanitario andaluz Diraya. En él acceden al registro diario de casos sospechosos que diariamente realizan los coordinadores covid de cada colegio, y comienza la gestión de cada caso concreto. Además, a través de esta plataforma de comunicación se realiza el seguimiento diario global de la situación del coronavirus en todos los centros educativos cordobeses.

Levantepeq

Profesionales en el centro de salud cordobés Levante Sur 'Dr, Manuel Barragán Solís'.

Tras detectar un caso sospechoso, el primer paso suele ser contactar telefónicamente con las familias, a las que estas enfermeras realizan un cuestionario o escala pediátrica validada para calificar el nivel de riesgo de cada caso, y en función de ello solicitar las pruebas diagnósticas necesarias, normalmente una PCR o test de antígenos. También gestionan la posible cita con el médico o pediatra, y ofrecen a las familias y a los propios centros escolares los consejos, recomendaciones, explicaciones sobre el protocolo a seguir e indicaciones precisas ante posibles aislamientos, según explica Pedro Galey.

Sólo en el caso de que un alumno o profesor dé positivo, comienzan las labores de rastreo en el ámbito escolar, entre el resto de estudiantes y profesorado considerados contactos estrechos.

Además, y entre otras funciones, las enfermeras referentes escolares son las encargadas de solicitar los test a los profesores de nueva incorporación o que se reincorporan a las aulas tras quince días sin acudir por el motivo que sea. Y facilitan información general, “tratando de tranquilizar y aclarar las dudas” que cada día les llegan de familias y profesores, como señalan algunas de estas enfermeras. No en vano, sobre todo a principios de curso lo que necesitaban y demandaban los colegios era “mucha información”, recuerda Pedro Galey.

Ratio de alumnos por enfermera referente

Dependiendo del área en la que trabajen, cada una de estas enfermeras referentes escolares tiene asignados entre unos 4.000 a unos 6.000 estudiantes de media, siendo la ratio que tienen que cubrir más numerosa en el caso de las que trabajan en el distrito sanitario Córdoba-Guadalquivir y en algunos de los grandes municipios del sur de la provincia.

En este sentido, y según el propio Plan Funcional para la actuación en centros educativos Covid-19 de la Consejería de Salud y Familias -que establece las acciones a realizar desde los distritos y áreas sanitarias de Atención Primaria de toda Andalucía en este ámbito-, el número de enfermeras referentes para la atención a los centros escolares se ha calculado en base a una ratio óptima de niños de unos 3.300 escolarizados por enfermera.

Una ratio que la mayoría de estos profesionales consideran que sería la adecuada para atender a toda la población educativa de la provincia, si bien hay que tener en cuenta que contar con el mismo número de estudiantes asignados no significa tener la misma carga de trabajo, porque también depende del mayor o menor grado de incidencia del coronavirus que se registre en cada municipio o colegio, por lo que estas cifras siempre hay que ponerlas en contexto, recuerdan.

En todo caso, desde el Colegio Oficial de Enfermería de Córdoba se considera que lo adecuado sería poder ajustar la realidad a esta ratio de 3.300 alumnos por enfermera referente escolar, y pide a la Administración que siga apoyando este proyecto con más personal allí donde haga falta, tanto para prestar una correcta atención a la comunidad escolar en función de la evolución de la pandemia, como para cubrir los propios turnos, bajas, permisos, etc. de este colectivo.

No en vano, estas enfermeras coinciden en resaltar la importancia de los otros 159 profesionales de apoyo de Atención Primaria con los que cuentan, sin los que, como ocurre con los coordinadores covid de cada centro, “esta labor sería imposible de realizar, pues ambos son fundamentales para que esto salga adelante”, afirman.

Con todo, el referente provincial considera que, a pesar de la alta incidencia que ya está registrando el coronavirus en Córdoba, los 35 enfermeros en exclusiva más los de apoyo son suficientes hasta la fecha. “Hasta ahora se puede manejar bien la situación y siempre hay una asistencia garantizada en caso de algún positivo o para resolver alguna duda o cualquier otra cuestión que pueda sobrevenir. Otra cosa sería que los casos se disparen”, señala Pedro Galey.

 

"Hay que demostrar que la figura de la enfermera escolar es necesaria"

Pedro Galey Chica, enfermero escolar provincial.Respecto a esta nueva figura profesional en el sector público andaluz de la Enfermería, el enfermero referente escolar provincial, Pedro Galey Chica, considera que este es un nuevo e interesante campo que se abre a los profesionales, y que más allá de la situación actual provocada por el coronavirus “hay que demostrar que la figura de la enfermera escolar es necesaria”. Palabras que ponen voz a la reivindicación del colectivo de la necesidad de poner en marcha esta figura en cada colegio, con una labor no sólo circunscrita al ámbito del Covid-19, como ahora.

En este sentido, Pedro Galey, jiennense que estudió Enfermería en Granada y que desde 2004 empezó a trabajar en quirófanos de hospitales de Jaén y Córdoba y que desde 2018 es enfermero de Atención Primaria en el centro de salud Carlos Castilla del Pino, muestra su deseo e interés de que, pasada la pandemia, esta figura profesional pueda consolidarse como tal y esté presente en la mayoría de los colegios e institutos.

Al respecto, el propio consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, afirmaba el pasado 1 de octubre en una comparecencia en el Parlamento andaluz, que la Enfermería escolar es una de las líneas estratégicas en las que la Consejería está trabajando para Atención Primaria. Una Enfermería escolar no solo circunscrita a la coyuntura actual del coronavirus, sino entendida como “potenciar la educación para la salud, individualizada y colectiva, a alumnos, padres y docentes, ejercida por Enfermería del centro de salud de referencia para los centros educativos de su entorno”, y para trabajar en hábitos de vida saludable, pautas correctas de alimentación, higiene personal, adicciones, salud sexual y bucodental, entre otras funciones.

Con todo, para Pedro Galey –palabras que secunda el Colegio Oficial de Enfermería de Córdoba- con el trabajo que estas enfermeras escolares vienen desarrollando desde principios de curso “la enfermería vuelve a demostrar su valía y su capacidad de adaptación”.


Manuel Luque-Romero Sánchez

Enfermero referente escolar en Montilla, del Área de Gestión Sanitaria Sur de Córdoba

“Ser punto de apoyo a los centros educativos para resolver las dudas que les surgen a diario es una de nuestras labores más importantes”

ManuelManuel Luque-Romero Sánchez, natural de Montilla y formado en la Escuela Universitaria de Enfermería de Córdoba (hoy ya Facultad), comenzó a trabajar en el ámbito sanitario en 1997 como técnico de laboratorio, y desde 2008 es enfermero del SAS, inicialmente en Atención Primaria y posteriormente en diversas áreas hospitalarias de varias provincias andaluzas. Acreditado a nivel experto en Salud Mental en el Hospital Infanta Margarita de Cabra, desde allí volvió a la Atención Primaria en el Centro de Salud de Montilla. Con el comienzo de la pandemia adoptó el rol de rastreador de casos y de gestión para la realización de PCRs, antes de pasar a ser enfermero referente escolar.

- ¿Cómo llegó a desempeñar este trabajo?

Casi de forma accidental, ya que este puesto lo ocupaba originalmente otra compañera que comenzó a desempeñar labores de coordinación. Imagino que fui propuesto gracias a la experiencia y conocimientos adquiridos en mi etapa de rastreador. Al principio me producía mucho vértigo, por la gran responsabilidad que supone, aunque ahora estoy muy contento de poder colaborar en una labor tan importante.

-- ¿Cómo es su día a día en esta labor de enlace con los colegios?

Desarrollo mi labor en Montilla, dando cobertura a 23 centros educativos y prestando atención a 4.657 alumnos. Mi día a día es muy intenso. Empiezo poniéndome al día de las incidencias del turno de guardia de la tarde anterior, y a continuación nos centramos en contactar con todos los alumnos que los coordinadores covid de los centros han detectado como sospechosos. Entre las distintas funciones que tenemos, realizamos una labor, a mi juicio, muy importante, como es ser un punto de apoyo a los centros educativos para resolver todas las dudas que les surgen a diario.

-- ¿Qué valoración hace de este trabajo?

Al más alto nivel, sin duda. En mi opinión, la creación de una red de sanitarios que sirvan de nexo de unión entre el sistema sanitario y educativo ha sido uno de los más grandes aciertos a nivel organizativo en la gestión de la pandemia.

-- ¿Cree que el profesorado y los padres son conscientes de la importancia de esta tarea?

Por supuesto, pero con matices. Los padres en su totalidad no son conocedores en profundidad de esta labor, hasta que no entran en contacto con el servicio. Los que ya nos conocen nos valoran muy positivamente. Por otra parte, los profesores, y muy especialmente los coordinadores covid, sí que son conscientes de la importancia, ya que ellos son los otros grandes protagonistas sufridores de esta gestión. Estos coordinadores están llevando un peso enorme sobre sus espaldas que se les tiene que reconocer, ya que sin ellos este proyecto tampoco funcionaría.

-- ¿Cuál ha sido la situación más complicada que ha tenido que afrontar y podría recordar también alguna anécdota?

Situaciones complicadas hay muchas. Es muy duro escuchar llorar a una madre que sufre porque su hijo es positivo o porque está en cuarentena y lleva 10 días sin poder abrazarlo. Me llamó la atención, no sé si por desconocimiento o por el shock de la noticia, cuando un día informé a un padre que su hija dio positivo y tras explicarle todos los protocolos le dije al padre que si tenía alguna pregunta y me dijo : “si,… ¿entonces usted cree que para este domingo podremos ya celebrar la comunión?…” Sin comentarios.


Inmaculada Algar Algar

Enfermera referente escolar en Córdoba capital, del Distrito Córdoba-Guadalquivir

“La figura de la enfermera escolar me parece un nuevo campo interesante para explorar y para la profesión”

InmapeqJPGNatural de Córdoba y formada en la Escuela Universitaria de Enfermería cordobesa, Inmaculada Algar Algar comenzó su andadura profesional como enfermera hace 25 años, al principio de los cuales recorrió buena parte de los centros de salud y los hospitales de la provincia, siendo enfermera en la UCI del Hospital Reina Sofía de Córdoba entre 2006 y 2018, año en el que volvió a la Atención Primaria en el Centro de Salud de La Fuensanta, al que ahora está adscrita, aunque desde septiembre forma parte del grupo de 7 enfermeras referentes escolares que trabajan desde el centro de salud Levante Sur.

- ¿Cómo llegó a desempeñar este trabajo?

Se me propuso por los responsables de mi centro, creo que con base en mi experiencia y por el hecho de que soy una interina antigua. Acepté porque, más allá de la situación actual que vivimos por el covid-19, la figura de la enfermera escolar me parece un nuevo campo interesante para explorar y para la profesión.

-- ¿Cómo es su día a día en esta labor de enlace con los centros educativos?

Personalmente soy la enfermera referente para 30 centros educativos de Córdoba capital, con unos 7.000 alumnos en total. Las primeras semanas fueron las peores, porque los coordinadores covid de cada colegio tenían muchas dudas que ya se han aclarado, por lo que ahora nos podemos centrar más en atender a los casos de los niños que tienen sintomatología sospechosa, y nos ponemos en contacto con las familias para, a través de un cuestionario, determinar el nivel de riesgo y pedir las pruebas diagnósticas que sean necesarias. Si hay un positivo, pasamos a rastrear en el ámbito escolar.

-- ¿Qué valoración hace de esta labor?

Personalmente, pienso que es un trabajo que compensa, porque creo que hacemos una labor bastante buena, aunque a veces es desmotivador porque ves que muchas personas no se toman en serio la pandemia que sufrimos.

-- ¿Cuál ha sido la situación más complicada que ha tenido que afrontar?, ¿podría recordar también alguna anécdota?

No podría destacar una situación complicada concreta, pero como anécdotas, casos que en las primeras semanas se comunicaban como sospechosos y eran chicas que lo que tenían era dolor y molestias por la regla, o niños que ya tenían antecedentes claros de migrañas.

-- ¿Qué le pediría a la Administración sanitaria?

A la Administración le pediría que contar con suficiente personal es fundamental, y que si fuésemos más podríamos ofrecer un mejor apoyo y asesoramiento a los centros educativos. Muchos colegios nos han demandado ir personalmente para poder impartir charlas a las llamadas comisiones covid de cada centro, pero es imposible con la población educativa a la que cada día tenemos que dar respuesta.


Gabriela Sánchez Fabios

Enfermera referente escolar en Pozoblanco, del Área de Gestión Sanitaria Norte de Córdoba

“El esfuerzo y las horas de dedicación están siendo muchas”

Gabriela1peqTras estudiar en la Escuela Universitaria de Enfermería de Córdoba, los inicios profesionales de Gabriela Sánchez Fabios fueron en el Hospital Infanta Margarita de Cabra, en el Servicio de Radiología, donde estuvo 8 años, tras los que pasó a trabajar de enfermera en Pediatría del Hospital Comarcal Valle de los Pedroches, para pasar luego a la planta de Cirugía. En 2010 obtuvo plaza en Atención Primaria en el Centro de Salud de Pozoblanco, municipio del que es natural, donde además de llevar un cupo de pacientes con un médico de familia gestionaba varios programas como el de retinografías y deshabituación tabáquica, antes de que comenzara este curso escolar.

- ¿Cómo llegó al puesto de enfermera referente escolar?

Me lo propuso la Dirección de Enfermería, y acepté, ya que consideré que era una forma de aportar mi granito de arena a la situación actual de pandemia que tenemos. No obstante, con cierto escepticismo por tratarse de algo nuevo y no sabía lo que me podía deparar.

-- ¿Cómo es su día a día como enlace con los colegios?

A primera hora de la mañana me pongo en contacto con los responsables covid de los centros escolares. Estos me pasan el listado de alumnos que han faltado al centro, y a partir de ese momento llamo a las familias para chequear los síntomas y determinar el procedimiento de actuación dependiendo de la situación del alumno. Otra situación posible es que el alumno falte por ser contacto estrecho de un covid positivo; o estar pendiente de resultados de PCR por si fuese necesario actuar de manera precoz en el aula y controlar los tiempos de cuarentena del resto de estudiantes. Tengo asignados 40 centros y 3.300 alumnos aproximadamente.

-- ¿Qué valoración hace de esta labor?

Pienso que es una labor fundamental para garantizar que los centros escolares sean entornos seguros, porque está demostrado que cuando se aplican medidas de prevención e higiene, los colegios no son espacios donde se produzca mayor propagación del coronavirus como en otros entornos de la comunidad, como el laboral o el del ocio.

-- ¿Cuál ha sido la situación más complicada que ha tenido que afrontar y podría recordar alguna anécdota?

La situación más compleja fue el primer brote con 4 casos en una misma aula que hubo que aislar. Posteriormente, han seguido otros donde los implicados han sido clases de Infantil que ha habido que realizar PCR, con lo que eso conlleva. Como anécdota, podría ser descubrir a través de las redes sociales a un alumno que debería de estar en cuarentena como el resto de sus compañeros de clase, y estaba en la calle, de lo que nos enteramos por las quejas de sus propios compañeros.

-- ¿Qué le pediría a la Administración sanitaria y a los centros educativos?

A los centros educativos constancia y perseverancia. Considero que se están haciendo las cosas bastante bien, y está demostrado que los centros escolares son entornos seguros por la implicación de todos. A la Administración, que tengan en cuenta las sugerencias que les podamos realizar, ya que el esfuerzo y las horas de dedicación están siendo muchas.

Horario de atención al público

Con motivo de las restricciones por el COVID-19 nuestro horario provisional es:

L-V de 09:00 a 14:00 horas presencial
L-J de 17:00 a 20:00 horas telefónico

Ventanilla única

Acceso a colegiados

(Si no han comunicado previamente al Colegio su eMail, rogamos lo consulten y corrijan en la Ventanilla única)

Área restringida

Agenda

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom

Publicaciones

Volver