El Colegio de Enfermería de Córdoba rinde homenaje a los colegiados jubilados

La jornada sirvió además para celebrar el Día Internacional de la Enfermería, que cada 12 de mayo recuerda el nacimiento de Florence Nightingale, enfermera británica considerada como la impulsora del concepto moderno de la profesión. El acto estuvo marcado por la presencia de Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería, Consejo Andaluz, así como del propio Colegio de Córdoba. 

Más de un centenar de asistentes fueron testigos de la alegría que reflejaban las enfermeras y enfermeros recién jubilados al recibir el Diploma de Honor y la insignia de la Organización Colegial de Enfermería en su categoría de plata, como reconocimiento de los méritos contraídos a lo largo de su trayectoria profesional. De igual forma, en recuerdo a las enfermeras y enfermeros que por desgracia han fallecido en el último año, se hizo entrega de las mismas distinciones a sus familiares.

Este tributo a tantos años de ejercicio en la enfermería estuvo guiado por el presidente de la institución. El acto, que comenzó con la proyección de un emotivo vídeo de la nueva campaña del Consejo General, “Tu enfermera deja huella”, estuvo inmerso en una atmósfera de agradecimiento a la labor desempeñada por los propios asistentes y tan reconocida por los pacientes protagonistas del vídeo. “Los que estamos hoy aquí sabemos que lo verdaderamente importante, lo que tiene auténtica trascendencia y lo que hoy celebramos, como decía, es toda la vida de cada uno de vosotros al servicio de vuestros pacientes y del conjunto de la sociedad. Eso sí es importante. Eso es lo más importante”, explicó Pérez Raya. “Quiero compartir con todos vosotros ese sentimiento de gratitud por todo lo que habéis hecho por cada uno de vuestros compañeros, que continuamos en el ejercicio activo de la profesión, para lograr todas esas metas”, añadió.

De igual modo, el presidente quiso reconocer la contribución de los homenajeados al desarrollo de la enfermería durante las últimas décadas, “vosotros, al igual que quien os habla, hemos visto transitar esta profesión, por muy diferentes fases de desarrollo y reconocimiento”. “Fuimos testigos de excepción de cómo la profesión mejoraba académicamente, cómo se nos abría el camino de la especialización moderna, cómo nuestra disciplina se iba perfilando como campo de conocimientos propios y autonomía en su ejercicio”.

El presidente estuvo además acompañado por el vicepresidente de la misma, Enrique Castillo, y la secretaria, Antonia Ordóñez. Juntos felicitaron a los presentes por la nueva etapa que comienzan, invitándoles a continuar su relación con el Colegio, ahora ya como colegiados jubilados.

A la ceremonia de reconocimiento le siguió una emotiva velada en la que se hizo patente el compañerismo y hermanamiento de los asistentes. El patio central del Colegio se engalanó para acoger una cena en la que los colegiados pudieron sentir la gratitud de su Colegio, rodeados de naranjos florecidos y del inconfundible olor a azahar propio del mayo cordobés.

Contenido Relacionado